Nada que temer


Sería maravilloso poder tener vídeos como éste subtitulado, lo encuentro tremendamente  didáctico, profundo e inspirador.

David Icke, incansable, explica las claves para la desconexión de la “Matrix”. Aquí con Max Igan

Resumo brevemente un poco el contenido del vídeo que expresa la idea de que:

Tenemos que mirarnos al espejo de esta realidad, no en función del esquema “éste es mi nombre y apellidos, éste es mi problema, éste es mi límite”, sino adoptando otra perspectiva sobre nuestra existencia, no desde nuestra entidad cuerpo-mente (que nos recuerda siempre que no tenemos poder, nos convierte en seres desesperados ante los problemas y nos hace decirnos ‘¿qué puedo hacer?’,’ tengo este límite’).
Fundamental para desconectar de la Matrix a lo largo de esta vida es mover nuestro punto de observación de ese concepto de “LIMITACION PERMANENTE” a otro de:

  “Soy consciencia infinita que está experimentando esta realidad, no tengo nada que ver con este programa” .

La conciencia no tiene nada que temer. Cuando estás en una situación que te resulta difícil o desesperada, pregúntate qué haría la consciencia  en esa situación; ¿mostraría una imagen de autoridad? ¿mostraría miedo? ¿tendría el más mínimo  interés por proteger su ego? ¡¡no!! . En lugar de que la consciencia SIRVA a  nuestro cuerpo-mente, tenemos que permitir que ocurra lo contrario. Debemos dejar el control de nuestras vidas a la consciencia. Que sea ella la que dicte lo que hay que hacer en una situación. Entonces no habrá errores, ni lamentos, si somos consecuentes.

Cuando en una determinada situación comenzamos a sentir esa falta de empatía hacia el otro, debemos preguntarnos  qué es lo correcto para hacer en esta  situación. No en términos de lo que es mejor y más conveniente para MI, sino en términos de qué es lo correcto de verdad en esa situación. Haciendo eso, nos desconectamos inmediatamente del frio y calculador programa de “yo, yo y después yo” y estamos dejando en un segundo plano de nuestra realidad a ese programa del cerebro reptiliano y comenzamos a manifestar la realidad en función de la consciencia que es la que toma el control  de la realidad.

Debemos de dejar de reaccionar emocionalmente a las situaciones, porque las emociones  vienen del cerebro reptiliano y, en lugar de esto,  pasar a resolver calmamente cada situación que enfrentamos, sea de la naturaleza que sea. Se trata de dar un paso atrás para observar y  mirar la situación tranquilamente para tomar  perspectiva. De ese modo, permitimos que sea el aspecto HUMANO  quien tome control de nuestras reaccciones y no el aspecto REPTILIANO de nuestro cerebro.

La consciencia es eterna, es todo posibilidad..no tenemos   que sobrevivir a NADA porque NO HAY MUERTE.

El mecanismo de supervivencia se manifiesta constantemente en el mecanismo reaccional de nuestro cerebro reptiliano con el temor a perder el trabajo, temor a perder dinero, temor a la muerte…etc, pero  en realidad, cuando adoptamos la perspectiva de la consciencia sabemos que no hay nada a lo que sobrevivir porque la consciencia es infinita  y eterna.

No necesitamos entrar en pánico. Sólo necesitamos recordar que lo que venga llegará cuando tenga que llegar. Cuando dejas de preocuparte por ello, dejas de dar el control a ese mecanismo primitivo reptiliano  y comienzas a fluir en esta realidad donde se manifiesta nuestra consciencia infinita.

Debemos  mantenernos en el pensamiento de:

“No debo preocuparne por el futuro, todo llegará en el momento,  confío y me relajo porque no tengo nada que temer. Soy consciencia infinita y eterna. Si observo en mí emociones de miedo y angustia, ésta es sólo la parte reptiliana de mi vehículo cuerpo-mente. Sencillamente, no debo dejar que tome control sobre mi acción, sobre mi reacción, sobre mi vida y sobre mi realidad. Mi vehículo cuerpo-mente es sagrado, lo necesito para viajar en esta realidad, simplemente tengo que recordar que es la consciencia la que tiene que dirigirlo, y no al revés”.

La única forma de lidiar con un mundo sin libertad, es convertirse en completamente libre ya que entonces tu propia existencia es un acto de rebelión. Albert Camus

Fuente: TrinityaTierra.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Crecimiento espiritual, Salud, Verdades ocultas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s